La Tienda del Jardín

Cómo escoger la mejor caseta para tu perro

La compra de un refugio externo para tu perro le dará al animal la oportunidad de pasar más tiempo afuera y le dará un espacio privado para dormir, relajarse y jugar con sus juguetes. Si tu perro vive principalmente en el exterior, una caseta también puede aislar al perro manteniéndolo fresco en los meses cálidos y cálido en los meses fríos.

Tamaño

Al comprar una caseta para perros, debes tener en cuenta el tamaño (altura y longitud) de tu perro, y también considerar el tipo de materiales utilizados para construir la caseta.

Lo primero para escoger la caseta de nuestra mascota es medir su tamaño. Si antes no sabemos cual es el tamaño de nuestro perro, podemos cometer el error de comprar una caseta que no esté a su medida.

No solo en altura, sino además en la anchura de la puerta. Ocurre en ocasiones que las mascotas no tienen el suficiente espacio para entrar por la puerta de la caseta. La caseta siempre debe ser un poco más grande que el tamaño de nuestro mascota.

De esta forma proveemos a nuestro perro del espacio suficiente para entrar a la caseta, moverse, ponerse cómodo y disfrutar de su nueva casa.

La profundidad de la caseta debe ser suficiente, como para que el perro pueda entrar y adentrarse un poco más. La longitud de ancho debe permitir entrar con facilidad sin que el cuerpo de nuestra mascota toque o choque con las paredes. Permitiendo además que pueda moverse con facilidad.

La altura de la caseta dependerá del tamaño de tu mascota. Independientemente de ello, se recomienda adquirir una caseta con mayor altura para no sofocar al perro.

Accesorios

Toma en cuenta además, que el espacio en el interior de la casera permita colocar distintos accesorios, como juguetes, accesorios y una cama para tu perro. Muchos dueños les gusta dejar accesorios y juguetes al alcance de la mascota para su recreación y diversión.

Materiales de fabrica

Otras de la características a tomar en cuenta para la caseta, es el material de elaboración. Si deseas una caseta liviana y fácil para transportar a tu perro, una caseta de plástico será tu mejor opción.

De lo contrario, si deseas una caseta que se instale y quede fija, la madera puede ser la opción más recomendada. En este último material, revisa siempre que la caseta no tenga madera astillada ni defectos de fábrica. Además, asegurate que sea resistente al agua, ya que la madera es, en ocasiones, débil contra esta. Sobre todo en tiempos donde puede llover y la caseta pueda mojarse.

Si el clima del sitio donde vives tiende a ser frio, considera colocar sábanas y mantas sobre la caseta para proporcionar calefacción. Otra opción es invertir en una caseta que tenga un sistema calefacción integrado para la mayor comodidad de tu mascota, esto si tienes el presupuesto para hacer el gasto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *